Ley del Acto reflejo


Ley del acto reflejo.

Así como un espejo refleja la luz o el pequeño impacto en la rodilla con un martillito de goma devuelve una patadita, así las personas devuelven los favores; por reflejo. Y es que en todas las culturas se produce un condicionamiento social hacia ese comportamiento. A los niños  se les enseña a compartir, ellos nacen egoístas. La etapa de “mio, mio, mio” de los bebes, no han aprendido a caminar y ya se les manifiesta su egoísmo inocente. Como somos seres sociales nos enseñan a contrarrestar ese egoísmo desde muy pequeñitos con el compartir. Con el correr del tiempo ese compartir se vuelve prácticamente un código ético, una obligación moral  de devolver eso que compartieron con nosotros aunque no sea con el mismo objeto. No solo se devuelven objetos, se devuelven los saludos, las sonrisas, el amor, los favores, los detalles, etc. Es un aprendizaje importante para nosotros que somos seres sociales, que dependemos unos de los otros. Es parte de nuestro lenguaje, de lo que creemos.

Psicológicamente, esa necesidad de devolver es subconsciente, y es tan poderosa que frecuentemente damos de vuelta mas de lo que nos dieron.

Muchos autores como Kurt Mortensen la llaman la ley de la obligación o ley de la reciprocidad


Las personas que no comparten o no devuelven los favores, pronto son mal vistas o rechazadas.

Vamos a ver el siguiente caso. Se encuentra un cliente negociando una compra de un mueble con un vendedor, aunque las conversaciones van avanzadas el cliente no esta muy de acuerdo con el precio. El vendedor hábil sabe que es el momento de usar su arma secreta, es el momento perfecto. Es entonces cuando interrumpe la negociación con su cliente y le dice que ya vuelve porque tiene sed. Cuando regresa trae consigo un refresco muy llamativo el cual lo viene tomando con placer y otro refresco igual sin destapar. Al acercarse al cliente le dice, que tanta conversación le había dado mucha sed y pensó que a el también estaba sufriendo del cansancio de tanto conversar, así que decidió comprarle una bebida muy refrescante para compartir. El cliente inocentemente la acepta. Seguidamente el vendedor le comenta que mientras buscaba el refresco su jefe le informo sobre una oferta en un mueble muy parecido al que buscaba pero de lujo y mucha mejor calidad con un 20% de descuento. Quizás no es el mueble que estaba buscando pero es la mejor oferta del momento. Siendo este vendedor tan amable que se preocupo por su condición y le trajo un refresco para calmarle la sed, el cliente le devuelve el favor comprándole el mueble que estaba en oferta. Cuando llega a su casa el cliente felizmente y satisfecho por su compra se da cuenta que compró un mueble mas caro del que estaba buscando aunque estaba en oferta, se había salido un poco de su presupuesto pero con gusto, todo por devolverle el favor que le costo al vendedor unos cuantos pesos.

Hay un dicho en ingles que reza asi:

…”there is not party for free”, que quiere cecir, “no hay fiesta de gratis”


Este dicho muestra, digámoslo así, el lado obscuro de esta ley y lo perverso que puede llegar a ser. Sin embargo para mi es una de mis favoritas. Es tan sutil, tan fácil de aplicar y tan efectiva que parece increíble que funcione. La disfruto mucho porque crea felicidad, empatía, entendimiento y satisfacción.

Mi madre es una persona muy colaboradora con los demás y siempre esta dando lo que sea por ayudar. Si no tienes auto te da el aventón, si hace una torta o pastel, lo comparte con los vecinos, si escucha que tienes algún problema pues te trata de ayudar así no mas. De manera reciproca, cuando ella esta en problemas, enferma o indispuesta, es asombroso el movimiento de vecinos, amigos y familiares alrededor de ella para ayudarla a toda costa. Mueve ejércitos diría yo. Esto es influir en los demás.

Volviendo al plano psicológico, esta ley es directa sobre el subconsciente de las personas. Su aplicación debe ser en un momento justo y debe parecer espontaneo y se debe percibir como un acto desinteresado. De hecho su efectividad es máxima cuando realmente es desinteresado

Incorpore cualesquiera de los elementos siguientes a su arsenal cuando aplique esta ley:

Servicios gratis por la compra de algo, información o concesión, secretos, favores, gestos, cumplidos, regalos, invitaciones, etc.

Para nosotros los visitadores médicos esta ley es perfecto para generar empatía con nuestros médicos. Empatía en este negocio, significa prescripciones de nuestros productos a los pacientes. Pero la competencia es fuerte porque otros visitadores lo saben y los mismos médicos también. Por lo tanto es evidente que a este nivel de competencia los médicos se den cuenta que los actos de favores o promociones que se les da no es desinteresado. Así que los niveles de detalle en este campo, al aplicar esta ley, deben ser máximos.

Les cuento que en una oportunidad una doctora de mi mas profunda admiración estaba cumpliendo años. Cuando la fui a visitar para darle mi presente, me sorprendió la enorme cantidad de regalos de todos los tamaños y valores que tenia en su escritorio por parte de otros visitadores médicos. Es lógico que se trataba de una doctora de mucho impacto a la hora de hacer prescripciones a sus pacientes. Frente a todos esos obsequios yo saque de mi cartera el mas pequeño de todos los regalos que le pudieron haber dado ese día. Se trataba de unos sarcillos artesanales que me habían costado solamente el valor de los materiales y unas dos horas de mi tiempo, porque los había fabricado. Afortunadamente soy una experta en manualidades y bisutería, un hobbie que practico en mis ratos libres. La impresión que le causo ese minúsculo regalito, al enterarse que lo había fabricado con mis propias manos, fue tan grande, que hoy por hoy es una de las doctoras que mas me prescribe mis productos, por supuesto tengo que decir que también ayuda el hecho de que mi producto es el mejor. Por mi parte les confieso que ciertamente ese presente se lo entregue de forma desinteresada porque aprecio demasiado a esa doctora como persona que ayuda a sus pacientes con dedicación. Es por eso que tiene tantos pacientes o clientes lo que comprueba de que esta ley es muy efectiva cuanto mas se vuelva una forma natural de ser y de actuar.

Les dejo un video con una canción muy hermosa de Fito Paez, “Dar es dar”


DAR ES DAR VIDEO FITO PAEZ





Tengo algo mas que decirles respecto a los secretos y la aplicación de esta ley. El hecho de dar un secreto implica un compartir y genera confianza. Al compartir un secreto genera un vinculo instantáneo de confianza, ud hace cómplice a su receptor al confesarle un secreto. Muy probable entonces que su nuevo cómplice sienta la necesidad o incluso el deseo de corresponder dándole información o compartiendo algo personal con Ud. Esto es muy efectivo para abrir posibilidades en las áreas donde necesite manejar cierta información. Use esto con cuidado y para bien.


El significado de persuadir  finalmente en esta ley de persuasion es queproduce un acto reciproco y casi obligatorio en las personas a quienes se les aplica. Esta dirigida al subconsciente de las personas y mientras mas desinteresada parezca mas efectiva es. Puede llegar a niveles ciertamente de desinterés al convertirla en su forma de ser. Contrariamente el abuso de regalos, obsequios, etc, puede ser considerada como una manipulación y perderá su capacidad para convencer. Por eso no haga de este acto algo lógico, por que no es lógico su funcionamiento. Aprenda a dar sin esperar algo a cambio, sea bondadoso y será exitoso. 
<<<<  Atras     Siguente  >>>>

Si has llegado hasta aqui, creo que te ha parecido interesante. 
Recomienda con Google+

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada